Internet: Relaciones sociales y Toma de decisiones.

6

La influencia de las TIC en los comportamientos sociales

Con la aparición de las herramientas para entablar una comunicación a distancia con otras personas, mediadas por la WEB, en particular las mediadas – específicamente – por las redes sociales, las relaciones presenciales comienzan a hacerse pesadas, complejas, e incomprensibles.

La profesora Sherry Turkle, profesora del MIT, es decir, del gran vivero de innovación tecnológica, que lleva treinta años estudiando la repercusión psicológica del uso masivo de nuevas tecnologías. Es autora de una trilogía imprescindible: El segundo yo (es decir, el ordenador personal), La vida en la pantalla (sobre el atractivo de la vida virtual) y Alone Together (sobre el nuevo sentido de la intimidad, de la sociedad y de la compañía). Parece que está cambiando la idea de identidad personal y de relación social.

Estudios de la Universidad de Stanford muestran que se está reduciendo drásticamente el tiempo dedicado a interacciones personales directas, lo que puede ir debilitando las redes neuronales dedicadas a la vida social real.

Es cotidiano ver que, en un restaurante, una familia que está comiendo, y cada integrante, padres e hijos adolescentes, más pendientes de su smartphone de tal modo que no se cruzan entre sí unas de 20 palabras. Este mismo fenómeno se repite en otros escenarios, en patios escolares y universidades, en fiestas juveniles, en paseos de parejas, etc.

La toma de decisiones en la sociedad digital

Jaron Lanier, una gran figura de la tecnología, reconocido como una de las personalidades más influyentes del mundo en 2011 por la revista Time, inventor de la tecnología de la realidad virtual, alerta de la dilución del individuo en la “inteligencia colectiva informática”, en su libro titulado “Contra el rebaño digital.

Cabe la posibilidad de que las personas renuncien voluntariamente a tomar decisiones, y se las encomienden a sistemas digitales. Un peligro no menor.

Estos riesgos pueden resolverse, si la persona se da cuenta de que son manejables, que con el uso de inteligencia y voluntad se podrá encarar; esta es la razón por la que conviene llamar la atención sobre ellas.

Las TIC han llegado para quedarse, cada vez serán más poderosas e inteligentes, y obligarán a desarrollar un nuevo modo de inteligencia capaz de aprovecharlas bien.

Para conseguir el máximo provecho de las TIC sin depender excesivamente de ellas, conviene fortalecer las “funciones ejecutivas” de la inteligencia humana. Es decir, que la capacidad de dirección, de elección, de toma de decisiones debe estar en el sujeto, que sabrá manejar adecuadamente la información, esté en su memoria neuronal o en su memoria informática.

Enfocada de esta manera, la función principal de la inteligencia no es ver información, sino manejar la información, las emociones, las motivaciones, las fortalezas necesarias para tomar decisiones adecuadas y realizarlas.

No abandonarnos a la inteligencia de las máquinas

No se puede caer en el espejismo de reducirlo todo a información. Eso ha sucedido en la economía y se ha llegado a enormes colapsos o crisis económicas, por la hipertrofia de la economía virtual, y un maltrato de la economía real.

La acción es la culminación de la inteligencia, y todo lo demás, TIC incluidas, son servidores útiles. Si se tiene esto claro se evitará la excesiva dependencia de las máquinas, sin dejar de aprovecharse de ellas.

En su reciente libro Atrapados. Cómo las máquinas se apoderan de nuestras vidas, Nicholas Carr recuerda que en 2013 la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos dirigió a los pilotos un comunicado en el que les pedían que utilizaran las operaciones de vuelo manuales cuando fuera posible.

Varios graves accidentes habían revelado que el exceso de automatización podría llevar al deterioro de la capacidad del piloto para “sacar eficazmente a la aeronave de una situación no deseada”.

Es un buen ejemplo para comprender las ventajas y los riesgos de las TIC. Los sistemas informáticos han aumentado espectacularmente la seguridad de los aviones, no sólo mediante los sistemas de vuelo, sino también gracias al uso de “simuladores de vuelo” para el aprendizaje de los pilotos. Pero pueden convertirse en un peligro si los pilotos olvidan que ellos son la “inteligencia ejecutiva” del aparato. Pues lo mismo nos pasa a todos.

FUENTES:
Carr Nicholas (2011). ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes?: Superficiales. Taurus, Madrid, España.

MARINA José Antonio. 2014. ¿Qué está haciendo internet con nuestra inteligencia?. El Confidencial. Madrid, España. Publicada: 11.11.2014 – 05:00. Revisada: 08.03.2017 – 19:20. Disponible en: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/educacion/2014-11-11/que-esta-haciendo-internet-con-nuestra-inteligencia_439706/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s