El Internet nos cambia la mente

 

 

3

En este momento, perder el smartphone es lo más parecido a sufrir un ictus cerebral”.

Esta afirmación, dicha por un neurocientífico, debe dar que pensar. Las TIC ofrecen gigantescas posibilidades, pero la rapidez con que se han implantado, y la profundidad con que han cambiado la vida social, laboral y económica han impedido comprender bien sus efectos. Por ejemplo,están transformando el modo cómo se gestiona el propio cerebro.

Hay que empezar afirmando que toda actividad cambia el cerebro, porque en eso consiste precisamente el aprendizaje, pero las TIC lo hacen de una forma especialmente poderosa. En este marco es importante recordar que estas herramientas forman parte del tipo “las tecnologías de la inteligencia” o “tecnologías de la mente”, teniendo en cuenta que hay, en efecto, tecnologías que permiten cambiar el entorno material, producir objetos nevos. Y hay otras que cambian la propia inteligencia que las ha inventado: El lenguaje, la escritura, la notación algebraica y musical, el libro o los ordenadores, por ejemplo.

Desde el punto de vista del aprendizaje, posiblemente las TIC están produciendo los mayores cambios desde la aparición de la escritura. Para entender la manera como Internet modifica la mente cabe la necesidad de mirar el fenómeno desde la perspectiva neurológica.

Esta perspectiva revisa la enorme cantidad de investigaciones y experimentos de diferentes neurocientíficos, desde Freud, y sobretodo los efectuados por Merzenich, que defienden y demuestran la plasticidad del cerebro y de los sistemas neuronales.

Estas investigaciones dan cuenta que el cerebro puede moldearse, produciendo modificaciones fisiológicas e incluso anatómicas, mediante la generación de nuevas neuronas y el desarrollo de nuevas terminales en los axones y dendritas ya existentes.

Basta revisar los reportes de personas que han perdido la vista o el oído han logrado adaptarse al medio utilizando otros sentidos e incluso desarrollan mayor agudeza estos sentidos. Así mismo las experiencias desarrolladas a base de rehabilitación una persona que ha sufrido lesiones cerebrales es capaz de recuperar la movilidad de los miembros.

En esta misma línea se puede analizar los estudios relacionados a la sensación del miembro fantasm ha observado la readaptación del cerebro de las personas que han sufrido la amputación de un miembro.  El proceso consiste en que el propio cerebro deriva la función de las neuronas que transmitían los impulsos del miembro perdido, las asocia a otra función que la supla.

El cerebro tiene la capacidad para crear “respaldo” de sí mismo, tenemos un cerebro “plástico”, es decir, ajustable, modificable, adaptable. Si el entorno cambia, el cerebro buscará la manera de adaptarse a ello. Si la manera como se recibe la información cambia, el cerebro se adaptará a ello.

En otras palabras

En otras palabras, el medio y  las herramientas para acceder, procesar y difundir conocimientos afectan nuestra manera de pensar, no se trata solo del contenido, del tema, del asunto que se conoce, sino el vehículo a través del cual accedemos a esa información. 

La internet en sí misma transforma el valor, la manera, el peso del conocimiento. Esto encierra mucho riesgo, puesto que no todo lo que está en la internet es veraz y verificable.

Ejemplos hay muchos.

 

Fuente:
El contenido de esta publicación es un compendio de los primeros 5 capítulos del libro “Superficiales”.
Carr Nicholas (2011). ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes?: Superficiales. Taurus, Madrid, España.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s